Hace poco os contábamos cómo era el vaquero perfecto de Olga de “Che Cosa?” y hoy os traemos una verdadera historia Lois, una historia sobre un chico Lois y su cazadora de cuero.

En Lois queremos compartir con todos nuestros seguidores lo que significa sentirse identificado con una marca o una prenda, cómo unos vaqueros pueden hacernos sentir más seguros de nosotros mismo o cómo una chaqueta puede convertirse en nuestra seña de identidad.

No se trata de frialdad o o superficialidad, es más que eso. Es dotar de personalidad a algo, que al fin y al cabo, forma parte de nosotros. Así entendemos desde Lois el mundo de la moda, nos gusta hacer prendas especiales para gente especial.

Aquí os dejamos la historia de un madrileño y su cazadora:

Hola,

Sería el año 2000 o 2001 cuando me compré la que ha sido mi chaqueta de cuero todos estos años. Me la compré en una tienda de la calle Hortaleza que ya no existe, y era de marca Lois. Recuerdo que en su momento varios amigos se compraron la misma o alguna de la misma serie. Había otro modelo al menos, distinto pero con el corte similar. Desde entonces, no hay año que alguien no me diga algún elogio sobre la chaqueta y es sin duda mi prenda más preciada de todo mi armario.

Cualquier otra cosa, sé que puedo encontrar un sustituto, pero mi chaqueta Lois es un tesoro. Probablemente haya gente que preferiría que siguiera siendo una prenda difícil de encontrar, distintiva, pero le tengo tanto cariño y me gusta tanto que preferiría saber que puedo comprar otra si le pasa algo a esta.

Adjunto foto de la prenda. Si tenéis planes de volverla a hacer, me haría mucha ilusión ☺

¡Viva las historias de nuestros chicos Lois!

¿Y tú? ¿Quieres ser un chico Lois? ¿Nos cuentas tu historia? 😉